|
+56 (9) 7799-0407
¿El teletrabajo ha venido para quedarse?

También conocido como home office, el teletrabajo se convirtió en una práctica común entre los profesionales a nivel mundial, se dice que la pandemia llegó para cambiar nuestra forma de vivir, ya que marcó un antes y después en nuestro estilo de vida.

¿Seguiremos con el teletrabajo cuando la pandemia se acabe? La continuidad del trabajo remoto tiene sus pros y sus contras, independientemente de su preferencia.

En el informe de UC “Beneficios y Consecuencias del Primer Año de Teletrabajo en Chile”, realizado por el Magíster de Comunicación Estratégica de la Universidad Católica, apoyado por Claro empresas, sobre los beneficios y consecuencias del primer año del teletrabajo en Chile y reveló que un 67,7% de las personas, percibieron que trabajaron más horas que cuando lo hacían desde una oficina pre-pandemia y un 73,5% comentó que esta modalidad afectó negativamente su capacidad para desconectarse de temas laborales. Esto puede evidenciar algunos de los efectos de adaptación que se presentaron con esta nueva modalidad.

Por otro lado, el teletrabajo ha permitido ganar calidad de vida y disminuir el estrés, todo se reduce a videoconferencias, que permiten desahogarte tranquilamente en casa. Visto como una solución para no detener las funciones de muchas empresas, el home office presenta y aporta factores favorables tanto para los trabajadores como las empresas, contrario a lo que muchos aún piensan, el teletrabajo puede ser tan eficiente como trabajar en la oficina.

Son numerosos los estudios realizados en el ámbito académico y también empresariales que desmienten que el trabajo presencial sea más productivo que el trabajo remoto. Las empresas que han implementado el teletrabajo dentro de sus equipos cuentan con trabajadores más productivos y satisfechos al momento de realizar sus labores.

Todo este tiempo de confinamiento y restricciones abrió los ojos a muchos directivos de grandes, medianas y pequeñas empresas llevándolos a considerar la permanencia del teletrabajo. El quedarse en casa permitió reducir considerablemente los traslados y posibles contagios que podrían producirse en camino a la oficina o casa, además de ahorrar tiempos que se pueden destinar a actividades de bienestar personal, logrando un mayor equilibrio entre la vida personal y el trabajo.

Es lo que sucede en Radar, que como equipo de trabajo hemos logrado desarrollar  distintas labores, desafíos y proyectos de una forma efectiva en modalidad online, incluso llegando al punto de eliminar  de forma permanente nuestra querida oficina corporativa. La clave está en mantener una buena comunicación y organización para lograr llevar a cabo correctamente las funciones sin morir en el intento, para esto nos hemos apoyado en una herramienta de gestión colaborativa útil y perfecta para la organización laboral.

Les compartimos algunos consejos que nos sirvieron y que pueden ayudarte a ti y a tu equipo de trabajo y/o empresa.

  • Sigue tu horario.

Sí, una de las grandes ventajas que tiene el teletrabajo es no tener que levantarse en la madrugada a pelear por entrar primero a ducharse y salir corriendo con una taza de café en la mano porque se hace tarde… pero es muy fácil que se haga tarde si no tenemos un horario estricto para comenzar.

  • Establece tu puesto de trabajo.

Ubica en tu hogar un lugar alejado de las distracciones (en lo posible) en una mesa que tenga la altura adecuada, una silla cómoda (en lo posible de oficina) con buena iluminación y donde puedas tener al alcance todo lo necesario, donde tus cosas del trabajo “no estorben” a los demás en casa, y puedas cerrar con llave (al menos de forma simbólica) cuando termines y olvidarte de ello.

  • Estructura tu jornada.

Sucederá que querrás terminar con todo en un día, aún no terminas y ni siquiera has podido estirar las piernas. Al igual que en la oficina, ten un horario para comenzar, para terminar, para comer y, muy importante, para hacer algunas pausas.

  • ¡Haz pausas!

Toma un café, camina unos minutos o hacer alguna actividad rápida que te relaje es simplemente indispensable. Algunas veces nos enfrascamos tanto en el trabajo que terminamos hablando solos, pero no es lo ideal. Es importante despejar la mente, aclarar ideas y volver con un nuevo respiro a desarrollar las labores.

Y tú ¿Qué opinas del trabajo remoto?

¿Quieres conversar sobre tu estrategia digital?

    Inscríbete en nuestro boletín de Marketing Digital